Skip links

Modo de empleo y consideraciones

El medicamento homeopático

El medicamento HOMEOPÁTICO es resultado de una elaboración minuciosa, rigurosamente científica y preparado con todas las reglas del arte que rige la Homeopatía.
Su valor y conservación se hallan garantizados por el empleo de los mejores ingredientes.

Dada la extrema dilución de los medicamentos homeopáticos deben ser manejados con sumo cuidado, por lo que se recomienda conservar los frascos aislados de: la acción de la luz (por la esa razón son frascos color ámbar), perfumes, artefactos de electrónica (teléfonos celulares, televisores, microondas, etcétera), pues su actividad energética puede ser destruida fácilmente.

Para tomar los glóbulos, cuéntelos dentro de la tapa del envase sin tocarlos con los dedos, y colocándolos sobre la lengua se dejan disolver.
También los glóbulos al igual que las tabletas, pueden disolverse en agua según el criterio y la indicación del médico.

Para las diluciones y tinturas madres se remienda hacer uso de una cuchara bien limpia tomando un poco de agua, se vierte en ella la cantidad de gotas indicada por el Médico absorbiéndola de una vez.

Salvo indicación del Facultativo, los medicamentos homeopáticos deben ser absorbidos por lo menos una hora antes o dos horas después de las comidas debiendo evitarse el uso de café, té, vinagre, alcanfor, perfumes fuertes, tabaco, y en general substancias excitantes, que destruyen su acción.

Total de visitantes en la web: 4849